Cinco maneras de salir de la deuda de tu tarjeta de crédito

Ese balance de deuda de tu tarjeta de crédito no te deja disfrutar de las vacaciones. El interés se está acumulando, y las compras que hiciste están saliendo más caras de lo que costaron.
Ten siempre en cuenta que nadie más que tú pagará esa deuda. 

La medida más extrema es que cierres la tarjeta, y te concentres de ahora en adelante sólo en pagar. para aumentar tus ahorros.

La firma de asesorías y servicios financieros Fidelity explica cuatro pasos básicos y los más amables para sacarte ese peso de encima rápido. Inversor Global Chile agregó de su cosecha, y te entrega un quinto paso para que vuelvas a ser un deudor responsable y solvente.

1. Busca la tasa más baja.
Si sólo tienes una tarjeta, trata de negociar una tasa más baja con el banco o la casa comercial. La otra es que puedas transferir la deuda a una tarjeta con una tasa de interés más baja. Si tienes varias tarjetas en el mismo banco, evalúa consolidar esto en una sola cuenta con una tasa de interés lo más baja que puedas. Pero ojo, lee bien la letra chica cuando consolides deudas.

2. Paga más del mínimo.
Unos pesos más harán la diferencia, definitivamente. Comienza aumentando de a poco el pago desde el mínimo, hasta alcanzar el doble. Si tienes varias tarjetas, enfócate en las que tienen las mayores tasas. Y hazlo antes que la deuda se cobre, para que se refleje rápidamente en tu balance.

3. Deja dinero para emergencias
Sé un buen scout, y prepárate para emergencias depositando parte de tu sueldo en un fondo de emergencia por entre tres a seis meses, ya sea en un fondo mutuo o una cuenta de ahorro a corto plazo, que te permita retirar fácilmente estos fondos. Parte con un mínimo de 5% de tu suelo, y anda ajustando según tus necesidades de gastos. Así, podrás tener recursos para pagar si te quedas sin empleo.

4. Esconde la tarjeta.
Si la tentación te supera, esconde la tarjeta. De verdad que comenzarás a gastar menos. Si sólo andas con $5.000 o $10.000 en la billetera, irás ajustando conscientemente tus límites de compra.

5. Aprende a vivir con tu tarjeta

Un consejo de Inversor Global Chile: evita tropezar con la misma piedra. Te queda toda una vida financiera por delante. Por eso, pídele a tu banco o casa comercial reducir el límite de tu tarjeta. Fíjate un monto máximo para usarla, y mantente firme.